sábado, 24 de febrero de 2018

Nuestros anfibios cara a cara: los tritones

En nuestros anfibios cara a cara nos acercaremos al mundo de estos pequeños animales, para conocerlos, diferenciarlos y sobretodo para darles el valor y respeto que se merecen, ya que muchas veces a base de supersticiones y creencias populares nos generamos una idea equivocada de ellos (mala suerte, venenosos, peligrosos, agresivos...). Son animales completamente inofensivos y sólo podrían causar una hipotética toxicidad si después de haber manipulado un anfibio nos tocamos zonas sensibles como los ojos o la boca, ya que se podría sufrir una pequeña irritación.

Me gustaría añadir también, que no sólo resultan inofensivos para el ser humano, sino que además resultan beneficiosos, ya que son notables depredadores, fundamentalmente de insectos e invertebrados, ocupando un importante papel dentro del equilibrio de los ecosistemas.

En esta sección del blog me gustaría que conociésemos todos los anfibios presentes en la geografía gallega, pero desde un enfoque diferente, los conoceremos de cerca, a través de la macrofotografía de sus rostros. Así veremos y aprenderemos a diferenciar cada uno de ellos gracias a detalles como la piel, la forma y color de los ojos, el aspecto de la cabeza, etc.

Anteriormente ya hablamos de los sapos, las ranas, y las salamandras por lo que esta vez será el turno de los tritones, tal vez el grupo de anfibios menos conocido debido a que pasan gran parte de su vida en el agua. En Galicia contamos con 3 especies diferentes de tritones, que tal y como muestro a continuación son:

Triturus marmoratus (tritón jaspeado/pintafontes verde)
Especie común, ampliamente distribuida en Galicia, piel granulada con coloración dorsal verde y manchas negras. Tamaño mediano o grande (hasta 14 cm). Patrón muy variable en el diseño de las manchas.

 Hembra fotografiada dentro del agua en Gándaras de Budiño (Pontevedra) en febrero del 2018.

Detalle de un macho fotografiado en A Cañiza (Pontevedra) a finales de 2017.

Lissotriton boscai (tritón ibérico/ pintafontes común)
La especie más común, presente en todo el territorio, piel granulosa en fase terrestre y lisa en fase acuática. Coloración dorsal gris, parte inferior naranja con motas negras. Pequeño tamaño (hasta 8 cm).

Macho en fase terrestre encontrado en Ponteareas (Pontevedra).

Ejemplar adulta en fase acuática en Vigo (Pontevedra).

Lissotriton helveticus (tritón palmeado/ pintafontes palmado)
Especie menos frecuente y en retroceso, con la piel aterciopelada en fase terrestre y lisa en fase acuática. Banda oscura característica que atraviesa el ojo, vientre amarillo o anaranjado con pocas o ninguna mancha oscura. Pequeño tamaño (hasta 7 cm).

Detalle de un macho en el que se puede apreciar la banda oscura que atraviesa el ojo, fotografiado en Vigo (Pontevedra).

 En esta fotografía se pueden apreciar las palmeaduras en las patas anteriores.

Por último decir que todas las fotos que aquí aparecen son hechas por mí, con el único fin de dar a conocer nuestra flora y fauna, por lo que agradecería su difusión, si alguien está interesado en utilizar las imágenes, pido que antes se ponga en contacto conmigo debido al tiempo y esfuerzo invertido en su realización.

Espero que después de este pequeño resumen conozcamos un poco mejor estos animales y que entre todos ayudemos a su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:
Speybroeck, J., Beukema, W. y Bok, B., (2017), Anfibios y reptiles de España y de Europa. Barcelona, España, Ediciones Omega.
Masó, A. y Pijoan, M., (2011), Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias. Barcelona, España, Ediciones Omega.

Webgrafía:

www.vertebradosibericos.org
www.sghn.org

sábado, 6 de enero de 2018

Rescatando anfibios

Es bien sabido que los anfibios necesitan el agua para reproducirse y en ocasiones esa dependencia les obliga a aventurarse a cruzar carreteras, caminos y pistas, poniendo en riesgo su vida cada vez que pisan el asfalto. En las noches húmedas y con lluvia de invierno y primavera son especialmente vulnerables, ya que se activan buscando masas de agua donde poder reproducirse. Si damos con la noche adecuada (condiciones de temperatura, humedad y lugar propicio), podemos contarlos por docenas e incluso por cientos sin salir de la carretera.

B. spinosus momentos antes de ser apartado de la carretera.

Las carreteras, además, no sólo propician los atropellos, sino que destruyen o fragmentan los hábitats, favoreciendo el declive de especies como el Bufo spinosus o la Salamandra salamandra.


Ejemplares adultos de sapo común atropellados en carreteras secundarias.

Para ilustrar mejor este problema, os voy a contar lo que sucedió una de esas noches propicias para ver anfibios. El día 4-01-2018 realicé una salida por el sur de la provincia de Pontevedra, ya que las condiciones eran óptimas y la zona buena.

Llovía suavemente y la temperatura rondaba los 11º, el suelo húmedo y no soplaba demasiado viento. Nos movíamos en coche por carreteras secundarias con la idea de buscar charcas y regatos para hacer un muestreo de los anfibios de la zona, cuando nos encontramos con que era imposible avanzar más de cien metros sin encontrarnos con ejemplares de salamandra (Salamandra salamandra) o de sapo común (Bufo spinosus) en el camino. Al ver este panorama decidimos aportar nuestro granito de arena y alejarlos de esa trampa mortal en la que se encontraban, parando y recogiendo los ejemplares que íbamos descubriendo, para llevarlos a una zona más apartada donde pudiesen seguir con su ciclo reproductor.

Precioso ejemplar adulto de B. spinosus en una zona segura.

En un tramo de carretera (de unos 100m), directamente detuvimos el coche ante la enorme cantidad de sapos que nos encontramos, era imposible pasar por allí sin atropellar alguno, por lo que nos pusimos manos a la obra para sacarlos de allí, en total entre 120 y 150 ejemplares adultos de B. spinosus rescatados y puestos en lugar seguro.

Pequeña muestra de los ejemplares rescatados, algunos de ellos en amplexo.

Otra fotografía que muestra más ejemplares sacados de las carreteras.

Por último decir que muchos de los ejemplares rescatados se encontraban en amplexo, postura en la que el macho abraza a la hembra por detrás de sus patas anteriores mientras esperan a que las hembras pongan los cordones de huevos, para poder fecundarlos. Decir como curiosidad, que varios machos pueden agarrar a la misma hembra mientras se pelean entre ellos por mantenerse aferrados.

 Amplexo de B. spinosus rescatado de la carretera.

Amplexo de B. spinosus en el que se ven hasta 3 machos compitiendo por una misma hembra.

Todas las fotos que aquí aparecen son hechas por mí, con el único fin de dar a conocer nuestra fauna, por lo que agradecería su difusión, si alguien está interesado en utilizar las imágenes, pido que antes se ponga en contacto conmigo debido al tiempo y esfuerzo invertido en su realización.

Espero que después de esta entrada tomemos un poco más de conciencia con esta problemática y nos movamos con mayor precaución, ya que todos podemos ayudar en la conservación de nuestra fauna ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:
Speybroeck, J., Beukema, W. y Bok, B., (2017), Anfibios y reptiles de España y de Europa. Barcelona, España, Ediciones Omega.
Masó, A. y Pijoan, M., (2011), Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias. Barcelona, España, Ediciones Omega.

Webgrafía:
www.vertebradosibericos.org
www.sghn.org

Colaboradores:
Jose Antonio Crespo
Jonatan Antúnez González

viernes, 15 de diciembre de 2017

Serra do Suído

La sierra de Suído está situado en el sur de la Dorsal Gallega, ésta dorsal es una cadena de sierras que van desde Estaca de Bares hasta el río Miño, con una longitud total de 250 km y una altitud media de entre 600 y 1000m. La Dorsal Gallega hace de límite entre las provincias de A Coruña y Lugo en el norte, A Coruña y Pontevedra en la parte media y Pontevedra y Ourense en el sur.

La Dorsal Gallega tiene un efecto de barrera que bloquea los vientos del Atlántico que vienen cargados de humedad, estas masas de aire húmedo tienen que ascender para pasar esta barrera, con lo que se produce el enfriamiento y la condensación del vapor de agua, lo que se traduce en abundantes precipitaciones. De echo, la sierra del Suído es uno de los lugares con mayores precipitaciones de Galicia y de toda la península ibérica. Otra muestra de su gran capacidad para retener agua es que en ella nacen grandes ríos gallegos como el Verdugo y el Oitavén que van hacia el Oeste y el Avia que va hacia el Este. El Tea es otro de los ríos que recorren el Suído.

 Río Tea a su paso por el Suído, el 7-10-2016.


La sierra del Suído es como una meseta, en la parte alta se alternan zonas llanas con cotos o montes que alcanzan y superan los 1000 metros de altitud. Según las distintas fuentes la máxima altura del Suído es el Coto de Sesta Cerrada (1059m.) o el Coto de Puza (1057 m.).

Charcas temporales de vital importancia para los anfibios de la zona, al fondo, uno de los parques eólicos de la sierra.

El paiseja del Suído es fruto de siglos de modificaciones realizadas por el ser humano. En las zonas más altas de la sierra desaparecieron las fragas para dar paso a las zonas de pasto y de matorral. Para llevar a cabo esta transformación los hombres emplearon una herramienta poderosa utilizada desde hace miles de años hasta la actualidad, el fuego.


 A lo largo de la sierra podemos encontrar gran cantidad de garranos y vacas.

En el Suído podemos encontrar también numerosas turberas, las turberas son zonas inundadas donde la falta de oxígeno en el suelo no permite la descomposición de los restos vegetales, por lo que estos se acumulan en forma de turba. Estos depósitos pueden alcanzar varios metros de espesor y actúan como esponjas, acumulando agua y soltándola poco a poco.

Las turberas son el hogar de muchas especies de plantas y animales adaptados a este medio. Destacan las plantas carnívoras del género Drosera, orballiñas en gallego, en el Suído nos podemos encontrar con la Drosera rotundifolia. Estas plantas obtienen gran parte de los nutrientes que necesitan atrapando insectos, ya que estos nutrientes no están disponibles en la turba.


Planta carnívora Drosera rotundifolia en una turbera de la sierra.

Detalle de planta carnívora (D. rotundifolia) con una presa, el 08-08-2017 en Pozo Piñeiro.


Os dejo a continuación algunos de los rincones que podemos encontrar en el Suído, un lugar para conocer, disfrutar, caminar y respetar.


 Puente medieval en el río Tea a su paso por Covelo (Pontevedra).

 Vistas a las zonas altas de la sierra y al embalse de Pozo Piñeiro, cerca del corazón del Suído.

Detalle de Pozo Piñeiro, que hace de refugio y bebedero para la fauna de la zona.

 Pista desde la que se puede ver buena parte del sur de la provincia de Pontevedra.

Río Parada a su paso por Entrerríos, formando uno de los múltiples valles de la sierra.

Ejemplar adulto de Chioglossa lusitánica encontrado en una de las múltiples zonas húmedas del Suído.

Esta sierra tiene una gran extensión y muchos valores naturales que resaltar como para incluirlos todos en una sola entrada, por lo que seguiremos conociéndola un poco mejor en una nueva publicación.


Espero que después de este pequeño resumen conozcamos un poco mejor este rincón de Galicia y que entre todos ayudemos en su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:
Varios autores, (2006). As montañas de Galiza. Ed. A nosa terra.
A serra do Suído. No sur da dorsal galega. Xunta de Galicia. Asambleia do Suído, FEG.

Webgrafía:
www.concellodecovelo.es
www.medioruralemar.xunta.es

martes, 7 de noviembre de 2017

Nuestros anfibios cara a cara: las salamandras

En nuestros anfibios cara a cara nos acercaremos al mundo de estos pequeños animales, para conocerlos, diferenciarlos y sobretodo para darles el valor y respeto que se merecen, ya que muchas veces a base de supersticiones y creencias populares nos generamos una idea equivocada de ellos (mala suerte, venenosos, peligrosos, agresivos...). Son animales completamente inofensivos y sólo podrían causar una hipotética toxicidad si después de haber manipulado un anfibio nos tocamos zonas sensibles como los ojos o la boca, ya que se podría sufrir una pequeña irritación.

Me gustaría añadir también, que no sólo resultan inofensivos para el ser humano, sino que además resultan beneficiosos, ya que son notables depredadores, fundamentalmente de insectos e invertebrados, ocupando un importante papel dentro del equilibrio de los ecosistemas.

En esta sección del blog me gustaría que conociésemos todos los anfibios presentes en la geografía gallega, pero desde un enfoque diferente, los conoceremos de cerca, a través de la macrofotografía de sus rostros. Así veremos y aprenderemos a diferenciar cada uno de ellos gracias a detalles como la piel, la forma y color de los ojos, el aspecto de la cabeza, etc.

Anteriormente ya hablamos de los sapos y las ranas, por lo que esta vez será el turno de las salamandras, uno de los anfibios más maltratados por el ser humano. En Galicia contamos con 2 especies diferentes de salamandras, siendo una de ellas especie endémica, que tal y como muestro a continuación son:

Salamandra salamandra (salamandra común/ píntega)
Es la especie más común, presente en prácticamente todo el territorio,  piel lisa y brillante, de mediano a gran tamaño (hasta 20cm). Dorso negro más o menos manchado de amarillo o naranja. Patrón muy variable con varias subespecies.



Diferentes ejemplares de Salamandras s. fotografiados en Galicia en el año 2017, con patrones claramente diferenciados.

Chioglossa lusitanica (salamandra rabilarga/ saramaganta)
Especie endémica del noroeste peninsular, bien distribuida a lo largo de la costa gallega, más escasa en el interior, piel lisa y brillante, de mediano tamaño (hasta 16 cm). Cuerpo alargado y esbelto, con la cola muy larga. Coloración dorsal de naranja a dorada.



Distintos ejemplares de Chioglossa l. fotografiados en Pontevedra, donde podemos apreciar el gran tamaño de su cola y sus detalles faciales.

Más adelante me centraré en cada anfibio a nivel individual, dedicándole una entrada a cada una de las especies que tenemos en Galicia, para conocer mejor sus características individuales, comportamiento, hábitat...

Por último decir que todas las fotos que aquí aparecen son hechas por mí, con el único fin de dar a conocer nuestra flora y fauna, por lo que agradecería su difusión, si alguien está interesado en utilizar las imágenes, pido que antes se ponga en contacto conmigo debido al tiempo y esfuerzo invertido en su realización.

Espero que después de este pequeño resumen conozcamos un poco mejor estos animales y que entre todos ayudemos a su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:
Speybroeck, J., Beukema, W. y Bok, B., (2017), Anfibios y reptiles de España y de Europa. Barcelona, España, Ediciones Omega.
Masó, A. y Pijoan, M., (2011), Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias. Barcelona, España, Ediciones Omega.

Webgrafía:

www.vertebradosibericos.org
www.sghn.org

martes, 1 de agosto de 2017

Nuestros anfibios cara a cara: las ranas

En nuestros anfibios cara a cara quiero acercaros al mundo de estos pequeños animales, para conocerlos, diferenciarlos y sobretodo para darles el valor y respeto que se merecen, ya que muchas veces a base de supersticiones y creencias populares nos generamos una idea equivocada de ellos (mala suerte, venenosos, peligrosos, agresivos...). Son animales completamente inofensivos y sólo podrían causar una hipotética toxicidad si después de haber manipulado un anfibio nos tocamos los ojos, ya que se podría sufrir una pequeña irritación.

Me gustaría decir también, que no sólo resultan inofensivos para el ser humano, sino que además resultan beneficiosos, ya que son notables depredadores, fundamentalmente de insectos e invertebrados, ocupando un importante papel dentro del equilibrio de los ecosistemas.

En esta sección del blog me gustaría que conociésemos todos los anfibios presentes en la geografía gallega, pero desde un enfoque diferente, los conoceremos de cerca, a través de la macrofotografía de sus rostros. Así veremos y aprenderemos a diferenciar cada uno de ellos gracias a detalles como la piel, la forma y color de los ojos, el aspecto de la cabeza, etc.

Anteriormente ya hablamos de los sapos, por lo que esta vez será el turno de las ranas, tal vez los anfibios menos maltratados directamente. En Galicia contamos con 4 especies diferentes de ranas, que tal y como muestro a continuación son:

Pelophylax perezi (rana común/ ra verde)
Es la especie más común, presente en casi todo el territorio, esbelta, con el hocico puntiagudo y gran tamaño (de hasta 11cm). Coloración muy variable.




Ambas fotografías corresponden a un adulto observado en la Serra da Groba (Pontevedra) el 15-04-2017.

Rana iberica (rana patilarga/ ra patilonga)
Ampliamente distribuída por todo el territorio gallego, es una de las dos ranas pardas de nuestra fauna, pequeña y esbelta (machos hasta 4,5cm, hembras 5,6cm), con el hocico redondeado y corto. Tímpano poco patente y pequeño. Coloración muy variable.



El primer ejemplar corresponde con una hembra fotografiada el 9-04-2017 en Enciña da Lastra (Ourense), el segundo fue fotografiado en Gándaras de Budiño (Pontevedra) el 31-07-2017.

Rana temporaria (rana bermeja/ ra do monte)
Localizada principalmente en las provincias de Coruña y Lugo, es la mayor de las dos ranas pardas de nuestra fauna (hasta 11cm). Aspecto robusto con el hocico redondeado. Tímpano grande y bien patente. Coloración muy variable.


Ambas fotografías corresponden a un mismo ejemplar juvenil fotografiado en la laguna de Cospeito (Lugo) el 1-07-2017.

Hyla molleri (ranita de San Antonio/ rela común o estroza)
Especie más localizada que las anteriores, pequeña y de cuerpo rechoncho (hasta 4cm). Piel lisa de coloración normalmente verde brillante y uniforme, muy variable según la localización. Banda negruzca desde el orificio nasal hasta las ingles.




Ambas fotografías corresponden a dos adultos observados en las Lagoas de Antela (Ourense) el 11-03-2017.

Hasta aquí las 4 especies de ranas presentes en Galicia, pero me gustaría añadir una última especie, que aún siendo considerada sapo o sapillo, tiene aspecto de rana, con la finalidad de evitar posibles confusiones.

Discoglossus galganoi (Sapillo pintojo/ ra das veigas)
Especie sobre todo presente en territorios cercanos a la costa. Sapillo mediano (7 cm) y robusto con aspecto de rana, hocico puntiagudo y piel lisa brillante. Pupila en forma de gota invertida.


El primer ejemplar fue fotografiado el 25-12-2016 en Boiro (Coruña), el segundo, mucho más esbelto, en la Sierra da Groba (Pontevedra) el 15-04-2017.

Más adelante me centraré en cada anfibio a nivel individual, dedicándole una entrada a cada una de las especies que tenemos en Galicia, para conocer mejor sus características individuales, comportamiento, hábitat...

Por último decir que todas las fotos que aquí aparecen son hechas por mí, con el único fin de dar a conocer nuestra flora y fauna, por lo que agradecería su difusión, si alguien está interesado en utilizar las imágenes, pido que antes se ponga en contacto conmigo debido al tiempo y esfuerzo invertido en su realización.

Espero que después de este pequeño resumen conozcamos un poco mejor estos animales y que entre todos ayudemos a su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!


Bibliografía:
Masó, A. y Pijoan, M., (2011), Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias, Barcelona, España, Ediciones Omega.

Webgrafía:

www.vertebradosibericos.org
www.sghn.org

viernes, 21 de abril de 2017

Nuestros anfibios cara a cara: los sapos

En nuestros anfibios cara a cara quiero acercaros al mundo de estos pequeños animales, para conocerlos, diferenciarlos y sobretodo para darles el valor y respeto que se merecen, ya que muchas veces a base de supersticiones y creencias populares nos generamos una idea equivocada de ellos (mala suerte, venenosos, peligrosos, agresivos...). Son animales completamente inofensivos y sólo podrían causar una hipotética toxicidad si después de haber manipulado un anfibio nos tocamos los ojos, ya que se podría sufrir una pequeña irritación.

Me gustaría decir también, que no sólo resultan inofensivos para el ser humano, sino que además resultan muy útiles, ya que son notables depredadores, fundamentalmente de insectos e invertebrados, ocupando un importante papel dentro del equilibrio de los ecosistemas.

En esta sección del blog me gustaría que conociésemos todos los anfibios presentes en la geografía gallega, pero desde un enfoque diferente, los conoceremos de cerca, a través de la macrofotografía de sus rostros. Así veremos y aprenderemos a diferenciar cada uno de ellos gracias a detalles como la piel, la forma y color de los ojos, el aspecto de la cabeza, etc.

Empezaremos por los sapos, tal vez los anfibios más maltratados por el ser humano junto a las salamandras. En Galicia contamos con 5 especies diferentes de sapos y sapillos, que tal y como muestro a continuación son:

Bufo spinosus (Sapo común/sapo común)
Es la especie más común, presente en casi todo el territorio, gran tamaño y robustez (hasta 12 cm). Iris dorado o cobrizo con la pupila horizontal.

 
   
Ambas fotografías corresponden a una hembra adulta observada en Pontecaldelas (Pontevedra) el 13-04-2017.

Alytes obstetricans (Sapo partero/sapiño comadrón)
Especie más localizada, que el B. spinosus pero bien distribuída por Galicia, de pequeño tamaño (5 cm), rechoncho. Iris cobrizo con la pupila vertical.


Ambas fotografía corresponden a un adulto observado en las Lagunas de Antela (Ourense) el 11-03-2017.

Bufo calamita (Sapo corredor/sapo corriqueiro)
Con una presencia similar a la del A. obstetricans, de tamaño medio (9 cm), robusto. Siempre con una línea vertebral amarilla-ocre. Iris verdoso con la pupila horizontal.


Ambas fotografías corresponden a un adulto observado en la Sierra da Groba (Pontevedra) el 15-04-2017.

Pelobates cultripes (Sapo de espuelas/sapo de esporóns)
Es la especie más dificil de encontrar, muy escaso en Galicia, sapo grande (12 cm) y rechoncho. Siempre con una espuela negra en el pie posterior. Ojos salientes, verdosos y con pupila vertical.


Ambas fotografías fueron tomadas en la Sierra da Groba (Pontevedra) el 17-04-2017, siendo dos ejemplares adultos diferentes como se puede observar en su coloración.

Discoglossus galganoi (Sapillo pintojo/sapiño pintoxo)
Especie sobre todo presente en territorios cercanos a la costa. Sapillo mediano (7 cm) y robusto con aspecto de rana, hocico puntiagudo y piel lisa brillante. Pupila en forma de gota invertida.


Ambas fotografías corresponden a un adulto observado en la Serra da Groba (Pontevedra) el 15-04-2017.

Más adelante me centraré en cada anfibio a nivel individual, dedicándole una entrada a cada una de las especies que tenemos en Galicia, para conocer mejor sus características individuales, comportamiento, hábitat...

Por último decir que todas las fotos que aquí aparecen son hechas por mí, con el único fin de dar a conocer nuestra flora y fauna, por lo que agradecería su difusión, si alguien está interesado en utilizar las imágenes, pido que antes se ponga en contacto conmigo debido al tiempo y esfuerzo invertido en su realización.

Espero que después de este pequeño resumen conozcamos un poco mejor a estos animales y que entre todos ayudemos en su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:

Masó, A. y Pijoan, M., (2011), Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias, Barcelona, España, Ediciones Omega.

Webgrafía:

www.vertebradosibericos.org
www.sghn.org